11 dic. 2012

Regalo Gourmet DIY

Cada vez está más cerca la Navidad, y nos va quedando menos tiempo para ir haciendo todas las compras... En momentos como estos, cada vez es más frecuente buscar la originalidad a buen precio cuando se trata de hacer regalos. Si este año os apetece tener un detalle diferente y hecho en casa con tu "amigo invisible" o con alguien especial, las bolsitas customizadas con  vuestro té favorito son el regalo perfecto. Lo vimos en el blog   C´est moi qui l´ai fait! de la francesa Pascale Weeks y no pudimos resistirnos a hacer nuestra propia versión. Siguiendo cuatro sencillos pasos tendréis este chulísimo DIY listo en cuestión de minutos.

Necesitamos:

Para un regalo típicamente navideño no podíamos elegir otro té que no fuera nuestro            Té negro de Navidad a base de canela, nuez moscada y cítricos. Es una mezcla muy cálida que nos invita a disfrutarla en compañía de nuestros seres queridos frente a una chimenea encendida.
  1. Con el cortador de galletas y un lápiz fino dibujamos la forma en el papel de regalo y recortamos para hacer las etiquetas.
  2. Rellenamos las bolsitas con una cucharadita de té rasa (unos dos o tres gramos).
  3. Cerramos las bolsitas y pegamos un extremo del baker´s twine a la bolsita y el otro a la etiqueta.
  4. En la parte posterior de la etiqueta escribimos el tipo de té, la temperatura del agua y los minutos de infusión. ¡Terminado!

¿Os habíais imaginado que podía resultar tan sencillo y tan efectista? También es una excelente idea para mantener a los pequeños de la casa entretenidos durante las vacaciones. Ahora ya no hay excusa para no disfrutar de un té de excelente calidad en bolsitas y ofrecerlo como regalo o como una cálida bienvenida a cualquier invitado durante las próximas fiestas.

27 nov. 2012

Cupcakes de Limón y Merengue


Creo que no será la primera vez ni la última que os digo lo muchísimo que me gusta utilizar limones frescos en repostería. Es una una fruta con una potencia y unos matices únicos, que inundan de sabor y frescura a todo a lo que se lo añadamos. El verdadero aroma de este cítrico se encuentra en su corteza, no en el zumo como mucha gente tiende a pensar. Es en la  parte amarilla de la piel donde se encuentran sus aceites esenciales. Por eso es importante tener cuidado a la hora de rallarlo y solo raspar superficialmente sin llegar a la parte blanca que amarga mucho y puede arruinarnos el postre.

Estos cupcakes son toda una sorpresa cuando los comes. Al verlos cualquiera pensaría que se trata de un cupcake tradicional, pero al morderlos... Al morderlos sale a relucir su delicioso interior relleno de lemon curd. El lemon curd es una crema de origen inglés a base de zumo de limón, yemas, azúcar y mantequilla muy sencillo de preparar y se utiliza para rellenar tartas y bizcochos o servirlo acompañando scones y tostadas. La receta que hemos adaptado es de la gran Martha Steward.


Lemon Curd (rellena 40 cupcakes)
Ingredientes:
4 yemas de huevo
100 g de azúcar
La ralladura de un limón
El zumo de un limón y medio
Una pizca de sal
85 g de mantequilla fría
  1. Podemos preparlo la noche anterior. Separamos las yemas de las clara, reservando las claras para elaborar el merengue más adelante. Rallamos la piel del limón, previamente limpio y a continuación lo exprimimos.
  2. Calentamos un cazo con agua para preparar la crema al baño maría. Mezclamos las yemas, el azúcar, el zumo, la ralladura y la sal en un bol resistente al calor y lo colocamos encima del agua hirviendo. Debemos remover constantemente con unas varillas durante unos 15 minutos aproximadamente. Durante este tiempo la crema comenzará a adquirir una consistencia espesa similar a la de unas natillas. Sabremos que está lista cuando al introducir una cuchara de madera, la crema cubra por completo la cuchara, no gotee y pasar un dedo por el centro se quede una linea.
  3. A continuación cortamos la mantequilla en dados y vamos echándolos uno a uno en la crema hasta que se derrita e incorpore por completo.
  4. Para finalizar, introducimos el lemon curd en una bolsa de congelación que nos servirá a modo de manga pastelera para rellanar los cupcakes haciéndole una pequeña incisión en uno de los extremos. Si no tenéis bolsa, lo dejamos en el bol y lo cubrimos con papel film para evitar que se forme una capa dura. Refrigeramos mínimo una hora, o bien hasta que vayamos a usarla. Esta crema dura en la nevera hasta 1o días.
Cupcakes de Limón (para 40 cupcakes)
Ingredientes:
360g de harina de repostería
1 cucharada de levadura royal
1/2 cucharadita de sal
225 g de mantequilla a temperatura ambiente
400 g de azúcar glassCupcakes de Limón y Merengue
4 huevos grandes
La ralladura de 3 limones
El zumo de medio limón
250ml de leche entera
1 cucharadita de extracto de vainilla
  1. La receta original utiliza una taza de buttermilk, pero si no podéis conseguirla, como fue mi caso, podéis hacerla en casa de la siguiente manera: poner el zumo de medio limón en los 250ml de leche entera, remover y dejar reposar 10 minutos a temperatura ambiente. Incluso podéis hacer este paso la noche antes. Precalentar el horno a 180º.
  2. En un bol mezclar los ingredientes secos, harina, sal y levadura. Mientras con una amasadora eléctrica en velocidad media-alta, batir la mantequilla con el azúcar glass y la ralladura de limón hasta conseguir una mezcla suave y esponjosa que duplique su tamaño inicial. Añadir el extracto de vainilla y seguir mezclando. Yo utilicé una pasta de Vainilla Madagastar Bourbon pura de la marca Nielsen-Massey y es verdaderamente como abrir una vaina de vainilla. Es el mejor extracto puro que se puede conseguir.  
  3. Agregar los huevos uno a uno hasta que estén bien incorporados y la masa adquiera una consistencia homogénea. Añadir la mezcla de los ingredientes secos alternativamente con nuestro buttermilk casero en tres veces mezclando vigorósamente después de cada adición. 
  4. Rellenar los moldes de magdalenas con una cucharada de helado de la masa y hornear durante 15 minutos. Comprobar que está completamente hechos introduciendo la punta de un palillo o de un cuchillo. Dejar enfriar por completo en una rejilla.
  5. Para rellenar los cupcakes necesitamos un descorazonador de manzanas para hacer un pequeño agujerito en el centro de los mismos. Rellenamos con lemon curd casi hasta cubrir por completo y volvemos a tapar con un trocito del bizcocho que le hemos quitado.

Merengue (decora 40 cupcakes)
Ingredientes:
4 claras de huevo
250 g de azúcar
1 g de sal
1/2 taza de sirope de maíz
2 cucharaditas de extracto de vainilla
  1. Poner en un cazo agua a calentar para hacer un  baño maría, el agua nunca debe hervir a borbotones ni tocar el bol. Antes de ponerlo al baño maría, mezclamos todos los ingredientes con unas varillas, La mezcla tendrá un aspecto muy granuloso debido al azúcar. Ponemos el bol al baño maría y batimos constantemente. El azúcar se habrá disuelto transcurridos unos diez minutos y la mezcla habrá adquirido un aspecto muy blanquecino. Si dejamos de batir en algún momento corremos el riesgo de que las claras se cocinen. 
  2. Transferimos la mezcla al bol de una batidora eléctrica y batimos a velocidad progresiva en tandas de dos minutos hasta llegar a velocidad máxima y lo dejaremos batir durante unos cinco minutos más. Entonces el merengue formará picos muy marcados y la textura será suave, esponjosa y muy brillante. Finalizamos añadiendo la vainilla y mezclando un minuto más. 
  3. Introducimos el merengue en una manga pastelera con la boquilla que nos apetezca, nosotros utilizamos una redonda de 16mm, y decoramos a nuestro gusto.

La combinación de la acidez del lemon curd con la esponjosidad de bizcocho y la ligereza del merengue crea uno de los cupcakes más equilibrados en cuantos a sabor y textura que hayamos probado hasta la fecha. Si los cupcakes os parecen demasiado empalagosos haced esta receta y cambiaréis de opinión.

Para acompañarlos os proponemos un Gran Szechwan F.O.P., un té negro de China de sabor potente y vigoroso que pondrá el contrapunto perfecto al dulzor del merengue.

6 nov. 2012

Mercadillo Solidario

El próximo viernes 9 de noviembre participaremos en el Mercadillo Solidario de BEKOOL. Podrás adquirir nuestros tes más deseados, y descubrir artículos de alimentación, moda y complementos únicos, mientras ayudas a fines solidarios de la mano de ONG´s y Fundaciones:
  • Fundación Fieb Ayuda a científicos en el desarrollo de investigaciones en Etología y Biodiversidad.
  • Puente Familiar con Cuba Integración, acompañamiento, asesoría y envío de ayuda.
  • Fundación Adsis Trabaja para que las personas en riesgo de exclusión social  encuentren oportunidades para desarrollarse personal y laboralmente.

    Recuerda el viernes 9 de noviembre te esperamos en C/ Explanada 15 - Madrid. de 10.30 a 21.00.

    29 oct. 2012

    Caramel Croissant Pudding

    ¿No os ha pasado que en alguna ocasión habéis comprado demasiados croissants o bollería de algún otro tipo, y se han acabado poniendo duros por no comerlos todos en el momento? Muchas veces no sabemos que hacer con ellos, y tirarlos es una pena... Pues bien, con esta receta ese problema va a quedar solucionado. Gracias a la gran Nigella Lawson descubrí este pudding de croissants con caramelo. 


    Ingredientes (para 4 personas):
    4 croissants de mantequilla grandes del día anterior
    200 g de azúcar
    4 cucharadas soperas de agua
    250 ml de nata (35% materia grasa)
    250 ml de leche entera
    4 huevos M
    2 cucharaditas de extracto de vainilla
    1. Precalentar el horno a 180º. Partir los croissants en una fuente para horno.
    2. Mientras el horno se calienta vamos a ir preparando el caramelo. Ponemos el azúcar y el agua en un cazo a fuego medio-fuerte durante unos 4 o 6 minutos hasta conseguir que el caramelo adquiera una tonalidad ámbar oscura. Lo vigilamos para que no se queme sin remover.
    3. Bajamos el fuego al mínimo y añadimos la nata, teniendo cuidado de no quemarnos con las burbujas que se forman, y removemos con unas varillas. A continuación añadimos la leche y el extracto de vainilla. El caramelo probablemente se solidifique. Simplemente tenemos que seguir removiendo a fuego suave hasta conseguir que todo el caramelo se disuelva y quede homogéneo. 
    4. Retiramos del fuego y esperamos un poco a que la mezcla se enfríe. Añadimos los huevos batidos y mezclamos vigorósamente.
    5. Vertemos la mezcla sobre los croissants y dejamos reposar unos 10 minutos hasta que hayan absorbido el líquido. 
    6. Horneamos durante 30-35 minutos. Con esta receta podéis jugar un poco con los tiempos dependiendo de si os gusta el pudding más crujiente o más esponjoso.

    El resultado es suave y ligero, y al contrario de lo que podría parecer, no resulta en absoluto empalagoso. El sabor recuerda a un toffee de mantequilla gracias a que utilizamos croissants de mantequilla pura, no los industriales elaborados con grasas vegetales. En la receta original de Niguella utilizan Bourbon para aromatizar la mezcla. Yo lo he sustituido por extracto de vainilla puro, pero podéis utilizar desde un whisky escocés hasta un Grand Marnier. 

    Podéis elaborar esta receta con croissants del día, pero lo que estamos tratando de conseguir es dar utilidad a los que nos han sobrado. Recordad que cuanto mayor sea la calidad de los croissants, mejor será el resultado final. 

    26 oct. 2012

    Inspiración para fiestas de Halloween

    Halloween está a la vuelta de la esquina. Es un acontecimiento que poco a poco ha ido ganado adeptos con el tiempo en nuestro país y cada vez es más frecuente que nos inviten u organicemos  una fiesta con esta temática. Si en esta ocasión te has decidido a dar el paso y quieres celebrar la noche más terrorífica del año por todo lo alto, hoy os acercamos algunas ideas para que os sirvan de inspiración.

    Gorros de bruja, piruletas de fantasma, cupcakes de calaveras y tela de araña que preparamos para VOGUE 

    Una tarta con forma de calabaza de tamaño real para la fiesta de VOGUE con la preciosa decoración que hizo Belén Antolín para su casa.

    Cupcakes tela de araña

    Gorros de bruja

    Piruletas fantasma

    Cupcakes Jack Skeleton

    Cupcakes murciélago de la fantástica Bakerella

    El blog Gloriuos Treats ha creado estos cofres de galleta en forma de calabaza. Simplemente geniales!

    Piruletas de nubes decoradas como zombies. Una idea muy fácil y divertida para realizar con niños de Bakerella

    27 sept. 2012

    Galletas "Home Made"

    "En una época en la que compramos desde pollos asados a yogur helado en el supermercado, puede ser muy interesante explorar el pasillo de las repostería y volver a casa con todo lo necesario para hornear tus propias galletas. Si estás en contra de la globalización, haz tus propias galletas, márcalas con nuestro sello HOME MADE y grita: POWER TO THE PEOPLE!" Esto es lo que podemos leer en la web de la marca británica Suck UK fabricante de estos maravillosos sellos para galletas.


    En cuanto lo vi no pude resistir la tentación y tuve que llevármelo en el acto... Están disponibles en tres modelos: "HOME MADE", "I LOVE YOU" y "EAT ME". Además viene con una receta recomendada muy sencilla y fácil de hacer para que empieces a usarlo cuanto antes! 


    Ingredientes (para unas 24 galletas):
    250 g de mantequilla fría
    140 g de azúcar glass
    1/2 cucharadita de sal
    1/2 cucharadita de levadura química
    300 g de harina
    1 yema de huevo
    1 cucharadita de extracto puro de vainilla
    1. Precalentamos el horno a 190º mientras en un bol mezclamos la harina, la sal y la levadura.
    2. Partimos la mantequilla en cuadraditos pequeños y vamos mezclándola con la harina hasta conseguir que esté quebradiza. Añadimos la yema del huevo y el extracto de vainilla amasando hasta que estén completamente integrados en la masa. La dejamos reposar una hora en la nevera.
    3. Enharinamos una superficie de trabajo y separamos la masa en pequeñas bolas del tamaño de una pelota de golf, las aplastamos ligeramente con la palma de la mano y las "sellamos".
    4. Las transferimos a una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado o con un silpat, y las horneamos aproximadamente durante 10-12 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Las sacamos del horno y dejamos que se enfríen en una rejilla antes de devorarlas!

    7 sept. 2012

    Cupcakes de Chocolate, Café y Nutella

    Después de las vacaciones de verano hemos empezado la nueva temporada con mucha intensidad! Este pasado miércoles tuvimos en el salón la presentación a prensa de la nueva colección de zapatos de la diseñadora brasileña Daniele Motta.


    El salón quedó simplemente precioso con todos los espectaculares diseños colocados en nuestras mesitas y acompañados de algunos dulces.


    Para este evento quisimos hacer algo diferente que estuviera a la altura de la colección que se presentaba, así que decidimos preparar unos cupcakes de chocolate y café con frosting de nutella.


    CUPCAKES DE CHOCOLATE, CAFÉ & NUTELLA

    Ingredientes para 12 cupcakes
    125 g de harina
    200 g de azúcar
    40 g de cacao en polvo
    100 g de mantequilla a temperatura ambiente
    2 huevos grandes
    1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
    1/4 cucharadita de sal
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    2 cucharadas de café instantáneo
    1. Empezamos precanlentado el horno a 180º. Mezclar en un bol los ingredientes secos: harina, cacao en polvo, sal y bicarbonato.
    2. Con un batidor eléctrico o con una espátula, combinar el azúcar y la mantequilla hasta conseguir una mezcla suave y homogénea. A continuación incluir los huevos uno a uno y mezclar suavemente. Terminamos añadiendo el extracto de vainilla.
    3. A la mezcla de huevos, mantequilla y azúcar incorporamos lentamente la mezcla de ingredientes secos hasta que esté completamente homogéneo. Finalizamos echando el café instantáneo y batimos suavemente.
    4. Ponemos los moldes en una bandeja para cupcakes y nos ayudamos de una cuchara para helado para echar la mezcla. Una cucharada por molde. Horneamos de 18 a 22 minutos, dependiendo del tipo de horno. Sabemos que están completamente hechos cuando al introducir un palillo salga seco.
    Ingredientes para el frosting de Nutella
    100 g de azúcar glass
    100 g de mantequilla
    300 g de Nutella
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    1-2 cucharadas de leche
    1. Mezclar la mantequilla con la nutella con unas barillas eléctricas hasta conseguir una mezcla completamente homogénea y donde no veamos trocitos de mantequilla.
    2. Añadir el azúcar glass y batir durante 1 minuto. A continuación incorporamos el extracto de vainilla y una cucharada de leche. Si veis que la mezcla es muy espesa añadid una segunda cucharada de leche.
    Montaje:
    Una vez que los cupcakes se han enfriado por completo, los decoramos ayudándonos de una manga pastelera y de la boquilla que más nos guste. En nuestro caso hemos utilizado una boquilla rizada de 1.3 mm para hacer flores.


    20 jun. 2012

    Té Negro Aromatizado "Cocotte"

    Cocotte es un té muy especial, es un té diferente, es un té como no hay dos. Muchas de los grandes inventos de la historia de la humanidad surgen gracias a ideas alocadas... Este es el caso de Cocotte. ¿Quien dijo que un té no podía aromatizarse con flores de tomate? ¡Nadie! Y por esa razón nace esta atrevida mezcla elaborada a partir de Darjeeling, flores de tomate y cortezas de limón. Simplemente delicioso.

    Nuestro consejo es que lo toméis después de una infusión corta de 2 a 3 minutos sin endulzar. No obstante una pequeña cucharadita de azúcar moreno puede volverlo aún más sorprendente... 
    Ahora durante nuestra VENTA ESPECIAL, tienes la oportunidad de descubrir esta original mezcla con la compra de cualquiera de nuestras latas de té de 100 gramos porque te llevas una de Cocotte de regalo! Vas a dejar escapar esta oportunidad?

    31 may. 2012

    El postre más rápido y sencillo: Trifle!

    Hay días en los que se nos presentan compromisos inesperados y debemos preparar una cena en cuestión de minutos. Para no perder la calma en momentos como esos, un trifle es uno de los postres más rápidos, sencillos y fáciles de hacer en un periquete si ya tenemos todos sus componentes preparados de antemano. Un trifle es un postre compuesto de varias capas superpuestas que combinan ingredientes de diferentes sabores, colores y texturas como bizcocho, frutas, cremas, nata, galletas... Siempre se sirve en recipientes de cristal transparente para poder apreciar todo el atractivo surgido del montaje en capas.

    Existen dos formas de preparlo, a lo Falsarius Chef, es decir con los diferentes componentes comprados ya elaborados, o de la manera tradicional. Nosotros nos hemos decidido por la tradicional y hornear el bizcocho y el coulant nosotros, pero a lo Falsarius también quedará espectacular y nadie notará la diferencia si los ingredientes son de buena calidad.

    Ingredientes (para 8 trifles individuales):
    240 g de bizcocho sponge cake
    150 g de fresas
    150 g de frambuesas
    2 cucharadas soperas de azúcar
    500ml de nata
    3 cucharadas soperas de azúcar glass
    2 cucharaditas de extracto de vainilla
    1. Preparamos el bizcocho siguiendo la receta de la tarta Victoria Sponge Cake. Podemos tenerlo preparado de la víspera si queremos, y lo rompemos y desmigamos cuidadosamente.
    2. Cortamos las fresas y las frambuesas añadiendo las dos cucharadas de azúcar glass para que suelten todo su jugo.
    3. Montamos la nata con ayuda de unas varillas eléctricas, una vez montada añadimos el azúcar glass y el extracto de vainilla. Reservamos en la nevera hasta el momento del montaje.
    4. Preparamos el coulant de chocolate siguiendo la receta de gastronomíaycia. También podemos tenerlo congelado de antemano y listo para hornearlo. Debemos hacerlo en último lugar para que a la hora de montar las capas éste siga caliente y el chocolate del interior se conserve en estado líquido. 
    5. Por último, comenzamos el montaje poniendo una capa de unos 30 gramos de bizcocho desmigado en una copa de cristal, encima dos cucharadas de fresas y frambuesas con su jugo, partimos por la mitad los coulants y a su vez las mitades en 4 trocitos y los incorporamos encima de las frutas. Y como colofón final coronamos el trifle con dos buenas cucharadas de nata y una cereza. Servir inmediatamente.
    Es importante que terminemos la preparación justo en el momento de consumirlo para que haya contraste de temperaturas entre los ingredientes fríos y los calientes. Habitualmente este tipo de postres preparan en un recipiente grande, pero en esta ocasión los hemos hecho individuales porque nos parece más cómodo a la hora de servirlo, aunque visualmente quede menos espectacular.

    22 may. 2012

    Inspiración para el Té de las Cinco

    Muchos de vosotros nos preguntáis cual es la mejor manera de preparar un high tea o de dar una preciosa merienda en casa. Como ya hemos hecho en otras ocasiones, os acercamos algunas de las formas más originales, divertidas y elegantes de organizar un five o´clock tea.
    Una mesa clásica. Destacan los infusores individuales para que cada comensal pueda preparse el té en hoja de su elección.

    Té para dos & scones.

    Un High Tea para una petición de mano.

    Un encantador picnic.

    Merienda de cumpleaños VAILIMA

    Una alocada merienda campestre que bien podría ser la del sombrerero loco en Alicia en el País de las Maravillas...

    El té y las flores siempre deben ir de la mano.

    Tomando el té en una tarde de otoño.

    Estas son algunas de las ideas que nos hemos encontrado explorando Pinterest. En próximos posts nos encantaría publicar vuestras meriendas. Enviadnos vuestras fotos a: [email protected] si queréis compartirlas con todos los amantes del té!

    14 may. 2012

    Mousse de Té Negro y Chocolate


    Ahora que parece que el calor ha llegado definitivamente para quedarse, acabar una buena comida con un postre frío se hace fundamental.  Como ya hemos comentado en varias ocasiones, el té no solamente es una deliciosa bebida, sino que también puede ser un gran aliado en la cocina añadido como condimento. En esta ocasión vamos a perfumar nuestra mousse de chocolate con un Place St. Marc (té negro con frutos del bosque y vainilla) La vainilla contrarrestará el amargor del chocolate negro y del té junto a los frutos del bosque. 

    Ingredientes (para 10 raciones):

    5 huevos grandes.
    100 g de azúcar.
    30 g de mantequilla.
    450 g de chocolate negro 70%.
    15 g de té Place St. Marc.
    150 ml de agua.

    1.  En primer lugar, prepararemos el té con los 150 ml de agua y los 15 g de té. Debemos obtener una infusión muy concentrada para poder apreciar su sabor en la mousse. A continuación, cogemos 4 cucharadas del té que acabamos de preparar, y lo ponemos con 50 gramos de azúcar en una cacerola a fuego fuerte para obtener un sirope a punto de bola blanda (unos  3 minutos aproximadamente). Mientras, separamos las clara de las yemas, reservando las claras en un bol aparte. Cuando el sirope esté listo, lo dejamos enfriar unos minutos y lo incorporamos progresivamente a las yemas para obtener una mezcla blanquecina.

    2.  Derretimos el chocolate con la mantequilla en el microondas teniendo cuidado de no quemarlo y removiendo constantemente para que quede homogéneo. Incorporamos la mezcla de yemas y sirope a la de chocolate y mantequilla y reservamos.

    3.  Montamos las claras a punto de nieve hasta que estén firmes con ayuda de unas barillas eléctricas, y preparamos el mismo sirope que hicimos  para las yemas, 4 cucharadas de té, 50 gramos de azúcar y fuego fuerte durante unos 3 minutos. Una vez que esté listo, dejamos enfriar, y lo incorporamos progresivamente a las claras que deben seguir batiéndose vigorosamente. Así elaboramos un merengue italiano de gran consistencia que le dará la esponjosidad a nuestra mousse.

    4.   Por último mezclamos el merengue  italiano al chocolate con las yemas de manera suave y cuidadosa para que no se bajen las claras. Servimos la mezcla resultante en tazas de té, y dejamos enfriar en la nevera entre dos y tres horas antes de servir. Podemos acompañar nuestra mousse de frutas del bosque frescas.


    2 abr. 2012

    Victoria Sponge Cake

    Un esponjoso bizcocho relleno con fresas y nata, puede existir algo mejor? Este "cake" tomó el nombre en honor de la reina Victoria de Inglaterra, quien disfrutaba de su té acompañándolo de una buena porción de esta delicia. La versión tradicional, utiliza mermelada de frambuesa para el relleno y se decora cubriendo la parte superior del bizcocho con azúcar glass. En este caso, hemos preferido hacer uso de nuestros productos de temporada y hemos utilizado fresón de Huelva.


    VICTORIA SPONGE CAKE (para cuatro personas)
    Ingredientes para el relleno:
    300g de fresas
    2 cucharadas soperas de azúcar
    400ml de nata líquida 35% mat. grasa
    100g de azúcar glass
    1 cucharadita de extracto de vainilla

    1.) La víspera, seleccionamos las cinco fresas con el mejor aspecto (las utilizaremos para decorar). A continuación lavamos y cortamos el resto de las fresas en pequeños trozos y las reservamos en la nevera en un bol con las dos cucharadas de azúcar. De esta manera conseguimos que las fresas suelten todo su jugo y nos proporcionen un delicioso sirope con el que empaparemos nuestros bizcochos. 
    2.) Montamos la nata con ayuda de unas varillas eléctricas y añadimos el azúcar glass cuando esté montada junto a la cucharadita de extracto de vainilla. Reservamos en la nevera hasta el momento de ensamblar la tarta.

    Ingredientes para el bizcocho:
    225g de mantequilla a temperatura ambiente
    225g de azúcar glass
    4 huevos medianos
    2 cucharaditas de extracto de vainilla
    225g de harina de trigo

    1.) Precalentamos el horno a 180º, engrasamos con mantequilla y enharinamos dos moldes de unos 18cm. 
    2.) Con ayuda de unas varillas eléctricas o a mano, mezclamos el azúcar con la mantequilla hasta conseguir que esté pálida y esponjosa (aproximadamente dos minutos). Añadimos el extracto de vainilla. 
    3.) Separamos las yemas de las claras, reservando estas últimas en un bol. Vamos añadiendo una a una las yemas a la mezcla de mantequilla y azúcar hasta que la mezcla doble su tamaño. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
    4.) A continuación, vamos incorporando la harina progresivamente con una cuchara hasta que esté incorporada por completo. 
    5.) Por último, añadimos las claras a punto de nieve mezclándolas suavemente a la masa con ayuda de una espátula de silicona. Vertemos en los moldes y horneamos durante 20 minutos (para verificar que estén completamente cocidos, introducimos la punta de un cuchillo en el centro).
    6.) Pasado el tiempo de cocción, sacamos del horno y dejamos reposar 10 minutos. A continuación desmoldamos y dejamos que se enfríen por completo.
    7.) Una vez que los bizcochos estén fríos, retiramos la parte superior de los mismos con un cuchillo de sierra para que queden rectos, y los empapamos con el jugo de las fresas que teníamos reservadas en la nevera. Después cubrimos el bizcocho inferior con las fresas y la mitad de la nata montada y ponemos el otro bizcocho encima. Terminamos decorando la parte superior de la tarta con la otra mitad de la nata utilizando una manga pastelera y una boquilla rizada. Colocamos las cinco fresas encima y espolvoreamos con un poco de azúcar glass.

    Para acompañar este Victoria Sponge Cake el té ideal que os recomendamos desde VAILIMA es un Jour J: un sutil té blanco perfumado por aromas de rosa, fresa y champagne.

    28 feb. 2012

    Otra Vida para el Juego de Té (I)

    Acabamos de descubrir Pinterest, una red social de reciente creación con un potencial enorme para dar a conocer cualquier tema a través de la fotografía. En nuestra primera inmersión hemos quedado impresionados con la cantidad de preciosas imágenes de postres, arquitectura, interiorismo, viajes, DIY... De entre todas ellas, las que más nos han llamado la atención han sido las que le dan un nuevo uso a los tradicionales juegos de té. Muchas veces nos encontramos con teteras sin tapa, azucareros desportillados, tazas sin plato,  juegos de té incompletos... ¿Queréis saber que hacer con ellos para darles una segunda oportunidad en la vida? No os perdáis estas ideas!

    Tazas, platos y teteras colgando del techo...


    Un juego de té transformado en un circo. Simplemente GENIAL!


    Muchos ejemplos de teteras que pasan a convertirse en preciosos jarrones, terrarios, tiestos y centros de mesa.





    Pero sin lugar a dudas las grandes protagonistas son las tazas. Tienen más vidas que un gato! Y si no os lo creéis echad un vistazo...

    Pueden transformarse en lámparas.

    Velas.

    Jarroncitos.

    Recogecortinas.

    Macetas.

    Centros de mesa.

    Brazaletes.

    Todos los objetos pueden destinarse a otros fines para darles una nueva utilidad de la que inicialmente fueron previstos. ¿Qué otros usos les daríais a los juegos de té que se van quedando obsoletos?