2 abr. 2012

Victoria Sponge Cake

Un esponjoso bizcocho relleno con fresas y nata, puede existir algo mejor? Este "cake" tomó el nombre en honor de la reina Victoria de Inglaterra, quien disfrutaba de su té acompañándolo de una buena porción de esta delicia. La versión tradicional, utiliza mermelada de frambuesa para el relleno y se decora cubriendo la parte superior del bizcocho con azúcar glass. En este caso, hemos preferido hacer uso de nuestros productos de temporada y hemos utilizado fresón de Huelva.


VICTORIA SPONGE CAKE (para cuatro personas)
Ingredientes para el relleno:
300g de fresas
2 cucharadas soperas de azúcar
400ml de nata líquida 35% mat. grasa
100g de azúcar glass
1 cucharadita de extracto de vainilla

1.) La víspera, seleccionamos las cinco fresas con el mejor aspecto (las utilizaremos para decorar). A continuación lavamos y cortamos el resto de las fresas en pequeños trozos y las reservamos en la nevera en un bol con las dos cucharadas de azúcar. De esta manera conseguimos que las fresas suelten todo su jugo y nos proporcionen un delicioso sirope con el que empaparemos nuestros bizcochos. 
2.) Montamos la nata con ayuda de unas varillas eléctricas y añadimos el azúcar glass cuando esté montada junto a la cucharadita de extracto de vainilla. Reservamos en la nevera hasta el momento de ensamblar la tarta.

Ingredientes para el bizcocho:
225g de mantequilla a temperatura ambiente
225g de azúcar glass
4 huevos medianos
2 cucharaditas de extracto de vainilla
225g de harina de trigo

1.) Precalentamos el horno a 180º, engrasamos con mantequilla y enharinamos dos moldes de unos 18cm. 
2.) Con ayuda de unas varillas eléctricas o a mano, mezclamos el azúcar con la mantequilla hasta conseguir que esté pálida y esponjosa (aproximadamente dos minutos). Añadimos el extracto de vainilla. 
3.) Separamos las yemas de las claras, reservando estas últimas en un bol. Vamos añadiendo una a una las yemas a la mezcla de mantequilla y azúcar hasta que la mezcla doble su tamaño. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
4.) A continuación, vamos incorporando la harina progresivamente con una cuchara hasta que esté incorporada por completo. 
5.) Por último, añadimos las claras a punto de nieve mezclándolas suavemente a la masa con ayuda de una espátula de silicona. Vertemos en los moldes y horneamos durante 20 minutos (para verificar que estén completamente cocidos, introducimos la punta de un cuchillo en el centro).
6.) Pasado el tiempo de cocción, sacamos del horno y dejamos reposar 10 minutos. A continuación desmoldamos y dejamos que se enfríen por completo.
7.) Una vez que los bizcochos estén fríos, retiramos la parte superior de los mismos con un cuchillo de sierra para que queden rectos, y los empapamos con el jugo de las fresas que teníamos reservadas en la nevera. Después cubrimos el bizcocho inferior con las fresas y la mitad de la nata montada y ponemos el otro bizcocho encima. Terminamos decorando la parte superior de la tarta con la otra mitad de la nata utilizando una manga pastelera y una boquilla rizada. Colocamos las cinco fresas encima y espolvoreamos con un poco de azúcar glass.

Para acompañar este Victoria Sponge Cake el té ideal que os recomendamos desde VAILIMA es un Jour J: un sutil té blanco perfumado por aromas de rosa, fresa y champagne.