14 may. 2012

Mousse de Té Negro y Chocolate


Ahora que parece que el calor ha llegado definitivamente para quedarse, acabar una buena comida con un postre frío se hace fundamental.  Como ya hemos comentado en varias ocasiones, el té no solamente es una deliciosa bebida, sino que también puede ser un gran aliado en la cocina añadido como condimento. En esta ocasión vamos a perfumar nuestra mousse de chocolate con un Place St. Marc (té negro con frutos del bosque y vainilla) La vainilla contrarrestará el amargor del chocolate negro y del té junto a los frutos del bosque. 

Ingredientes (para 10 raciones):

5 huevos grandes.
100 g de azúcar.
30 g de mantequilla.
450 g de chocolate negro 70%.
15 g de té Place St. Marc.
150 ml de agua.

1.  En primer lugar, prepararemos el té con los 150 ml de agua y los 15 g de té. Debemos obtener una infusión muy concentrada para poder apreciar su sabor en la mousse. A continuación, cogemos 4 cucharadas del té que acabamos de preparar, y lo ponemos con 50 gramos de azúcar en una cacerola a fuego fuerte para obtener un sirope a punto de bola blanda (unos  3 minutos aproximadamente). Mientras, separamos las clara de las yemas, reservando las claras en un bol aparte. Cuando el sirope esté listo, lo dejamos enfriar unos minutos y lo incorporamos progresivamente a las yemas para obtener una mezcla blanquecina.

2.  Derretimos el chocolate con la mantequilla en el microondas teniendo cuidado de no quemarlo y removiendo constantemente para que quede homogéneo. Incorporamos la mezcla de yemas y sirope a la de chocolate y mantequilla y reservamos.

3.  Montamos las claras a punto de nieve hasta que estén firmes con ayuda de unas barillas eléctricas, y preparamos el mismo sirope que hicimos  para las yemas, 4 cucharadas de té, 50 gramos de azúcar y fuego fuerte durante unos 3 minutos. Una vez que esté listo, dejamos enfriar, y lo incorporamos progresivamente a las claras que deben seguir batiéndose vigorosamente. Así elaboramos un merengue italiano de gran consistencia que le dará la esponjosidad a nuestra mousse.

4.   Por último mezclamos el merengue  italiano al chocolate con las yemas de manera suave y cuidadosa para que no se bajen las claras. Servimos la mezcla resultante en tazas de té, y dejamos enfriar en la nevera entre dos y tres horas antes de servir. Podemos acompañar nuestra mousse de frutas del bosque frescas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario