16 jun. 2011

Historia del Pu erh (té rojo)

La historia del té Pu erh es fascinante, comienza hace más de 1700 años y es uno de los tipos de té más antiguos de China remontándose a la Dinastía Han Oriental (25-220 dC). Durante su periodo de máxima popularidad, el té Pu erh llegó incluso a utilizarse como dinero para el trueque de mercancías. 


El té de mayor calidad estaba reservado al emperador de China, por este motivo hoy en día conocemos al té rojo como Pu-erh Imperial o "té de los emperadores". Este tipo de té está considerado como un té medicinal con muchos beneficios de salud en la medicina tradicional China. Este té rojo obtuvo su nombre chino cantonés gracias a  la ciudad de Pu-erh, en la provincia de Yunnan.


Al sur de esta ciudad, en las áreas de Xishuangbanna y Simao, el cultivo y procesamiento del té Pu erh se lleva a cabo desde tiempos ancestrales hasta la actualidad. Con elevaciones de hasta 2000 metros sobre el nivel del mar, es en lo alto de estas montañas donde este té único se puede encontrar. Los secretos para su elaboración están cuidadosamente vigilados, lo que permite a China, ser el único productor mundial de té Pu-erh.

  
A lo largo de la historia del té chino el Pu erh es conocido por su habilidad única para someterse a un doble proceso de fermentación diseñado para otorgarle un mayor envejecimiento. Al igual que sucede con los vinos crianza y reserva, el proceso de envejecimiento permite al Pu erh desarrollar unas propiedades organolépticas más complejas que el resto de las tes, que además mejoran con el paso del tiempo. 


El Pu erh tiene un amplio espectro de sabores y aromas que van desde  los ligeramente florales, miel, brezo hasta fruta madura, turba, cuero, hierbas, tabaco, madera y tierra siendo excepcionalmente variados. El color de los Pu erh jóvenes puede ir desde el amarillo dorado del heno hasta los tonos marrón rojizo de la puesta del sol de de los más añejos. Los Pu erh de más de 30 años tienen un aroma imponente de tierra de bosque después de un fuerte aguacero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario