27 jun. 2011

Hacer Té Helado

En estos días de calor no hay nada mejor para refrescarse que un buen té helado. Es el sustituto perfecto a los refrescos, y es infinitamente más sano. Mucha gente no sabe exactamente como hacerlo y se decantan por las bebidas a base de té ya preparadas, o incluso por un sucedaneo de té en polvo al que solo es necesario añadirle agua fría, y al que llaman té helado... 

Existen varias maneras de prepararlo, con antelación y enfriado en nevera, infusión en frío o al momento en coctelera. Para mi gusto la manera más eficaz, sencilla y rápida es la preparación en coctelera. Es la forma que utilizamos en VAILIMA y nos permite elaborar el té en segundos con un resultado perfecto. Las otras dos técnicas citadas son muy lentas y muchas veces nos proporcionan un té aguado que poco tiene que ver con el sabor intenso y refrescante que estamos buscando. Con estos pasos podremos hacer nuestro té, rooibos o infusión favorito, frío y en muy pocos minutos.


Receta de té helado en coctelera (para medio litro de té):
También necesitaremos una tetera con infusor, una coctelera y dos copas de balón.
 
Ingredientes:
8 gramos de nuestro té favorito (unas dos cucharaditas colmadas). En este caso voy a utilizar un té verde ideal para hacer helado, On Va Se Revoir. Es una reinvención del tradicional té marroquí, a la menta nanah se le unen la bergamota de Calabria y la pimienta de Madagascar, simplemente delicioso.
500 ml de agua fresca.
Hielo en abundancia.
Azúcar moreno (opcional)
2 rodajas de limón y hojas de menta (para decorar)
  1. En primer lugar calentamos el agua hasta alcanzar una temperatura de 85ºC, introducimos el té en el infusor y vertemos el agua en la tetera. Dejamos infusionar durante 4 minutos.
  2. Si queréis endulzar vuestro té es el momento de hacerlo. Si esperáis a que el té esté frío, el azúcar no se disolverá. Siempre es mejor utilizar azúcar moreno o miel que azúcar blanco, ya que potencian mucho más el sabor del té y son más naturales. Nuestra recomendación siempre es que, si el té es de calidad y está bien preparado, hay que intentar probarlo sin endulzar porque su sabor nunca será amargo. 
  3. Echamos tres cubitos de hielo en las copas y removemos para que se enfrien. A continuación echamos hielo en la coctelera junto con el té. Agitamos vigorosamente durante unos 45 segundos, o hasta que el hielo se haya disuelto hasta la mitad de su tamaño.
  4. Servimos el té helado en las copas con hielo, decoramos con una rodajita de limón y unas hojas de menta y listo para tomar!
Existen infinidad de variaciones a la hora de preparar té helado gracias a su versatilidad. Los tés verdes suelen ser los más refrescantes, pero no debemos descartar el resto de variedades. Podemos potenciar una infusión de frutas del bosque añadiéndole fresas y frambuesas frescas a la hora de servirlo. O incluso podemos llegar llegar a preparar nuestro propio té chaï helado con una base de té negro de Assam y unas especias como canela, clavo, jengibre y cardamomo.
¿Qué otras opciones se os ocurren a la hora de preparar un té helado?

1 comentario:

  1. Hola, almas de Vailima !
    Desde hoy veo a mis nuevos seguidores y estáis en la lista. Gracias por uniros, espero no defraudaros !
    Me encanta vuestros sites, el salón es impresionante y, aunque no me gusta mucho el té, me pasaría aunque fuera sólo para admirar vuestro local... es de cine.
    Besos ;O)

    ResponderEliminar