26 dic. 2011

Leyendas del Té I

Mucha gente desconoce el dato de que el té es la segunda bebida más consumida en el mundo por detrás del agua.  Las zonas de mayor concentración de consumidores se encuentran en Asia. Solamente el 16,4% de la producción total se consume en Europa. Fue precisamente en China hace casi 5000 años cuando se descubrió de manera totalmente accidental el té. La cultura del té proviene de la antigua civilización china, los cuidados de la planta, la elaboración de las hojas, la preparación de la bebida... No son más que un cúmulo de progresos conseguidos a lo largo de la Historia que revelan la sofisticación técnica esta de cultura.


La leyenda dice que el Emperador Shen-Nong, conocido como "el labrador divino" por sus descubrimientos que dieron lugar a la medicina tradicional china, ordenó a la población hervir el agua como medida de precaución ante las enfermedades que a través de ella se propagaban. Un día de mucho calor, el Emperador se encontraba descansando bajo la sombra de un árbol. Tuvo sed y según la costumbre, hirvió el agua antes de beberla. De repente una suave brisa arrastró algunas hojas que fueron a caer al cuenco del que bebía el Emperador. Shen-Nong observó como el agua cambiaba de color, tornándose más oscura y adquiriendo un suave aroma que perfumaba todo el ambiente. Lleno de curiosidad decidió probar el agua teñida por el efecto de las hojas, viendo el agradable sabor del extraño brebaje. Acababa de nacer el té.


No hay comentarios:

Publicar un comentario